Con V de Valor: Chavela Vargas

17 agosto 2010

Chavela Vargas

Por: Patricia Díaz Terés

“Quien vive entre los deleites y los vicios ha de expiarlos luego con la humillación y la miseria”.

Johann Christoph Friedrich von Schiller

Fuerte, independiente, rebelde y atrevida, así ha sido una mujer quien con su ronca voz y recurrentes parrandas, ha formado a su alrededor una leyenda a lo largo de varias décadas.

Cuando el 17 de abril de 1919 nació en el pueblo de San Joaquín de las Flores en la provincia de Heredia, Costa Rica, Isabel Vargas Lizano, sus padres no sabían que el carácter y personalidad de esa pequeña que acababa de llegar al mundo, la llevarían por los más intrincados caminos de la fama y el vicio.

Habiendo tenido una infancia marcada por graves enfermedades como la poliomielitis, Isabel, mejor conocida como Chavela, siempre ha agradecido a los indios que habitaban las regiones cercanas a su hogar por haberla curado, así, utilizando plantas medicinales y antiguos remedios un chamán logró que la niña recuperara la movilidad de sus músculos; mientras que en otra ocasión salvó sus enfermos ojos aplicando sobre ellos algunas hierbas. Debido a estas experiencias, Chavela nunca tuvo demasiada fe en los doctores, ya que decía que a diferencia de éstos “los chamanes curan con esperanza y amor”.

Sintiéndose ajena a su propia familia, Vargas siempre percibió el rechazo de sus padres, recordando a su madre, Herminia Lizano, como una dama vestida de negro que no la quería; su padre, Francisco Vargas, era un mujeriego empedernido que gustaba de gastar toda su fortuna con sus damas, echando a perder cuanto negocio caía en sus manos. Esta situación llevó eventualmente a Herminia a solicitar el divorcio.

Chavela y su hermana Ofelia se trasladaron entonces, junto con su progenitora, a la ciudad capital -San José-, viaje que realizaron solas debido a que sus hermanos, Álvaro y Rodrigo, se encontraban a la sazón trabajando para una compañía bananera de los Estados Unidos.

Poco tiempo después Isabel fue enviada a vivir con sus tíos Ascención, Tomás y Juan, quienes tenían una finca. Fue ahí donde Chavela decidió de una vez por todas abandonar su país natal; discriminada por sus primos, sin contar siquiera con un amigo, la jovencita se sentía cada vez más sola, teniendo que soportar además el trabajo inacabable en los cafetales y naranjales de su familia.

Así, la muchachita que prefería manejar armas a jugar con muñecas y que gustaba de montar a caballo sin silla de montar, decidió que lo mejor era partir hacia otra nación donde pudiera encontrar su verdadero destino, y fue así como llegó a la ciudad de México cuando únicamente contaba con 17 años.

Al llegar a las tierras mexicanas, sus comienzos fueron arduos, ya que tuvo que trabajar vendiendo cualquier cosa e incluso llegó a colocar, junto con una señora que le había prestado un coche, una agencia de criadas a quienes Chavela transportaba ganando por cada viaje dos pesos.

Siendo su pasión el canto, se presentaba ahí en donde le permitieran ocupar cualquier escenario de poca monta; por estos entonces no faltó quien le dijo que mejor se dedicara otra cosa, debido a que su voz era terrible, y que por supuesto no sabía cantar, afirmaciones a las que ella se limitó a responder  “así es”.

Pero el tiempo desmentiría tan osadas aseveraciones. Para el primer lustro de la década de los 50’s Chavela Vargas comenzó a cantar en escenarios decorosos; habiendo sido invitada a Cuba para dar un concierto, decidió permanecer ahí durante dos años en los cuales germinó una de las canciones que la convertirían en leyenda “La Macorina”, con letra del poeta español Alfonso Camín y música compuesta por ella misma.

Prohibida en suelo mexicano, “La Macorina” fue tomada por los guerrilleros latinoamericanos como himno, particularmente en El Salvador, irónicamente Chavela nunca compartió sus ideales políticos ya que por el contrario estos movimientos le parecían “lo más absurdo del mundo”.

De este modo, ataviada con su jorongo y pantalón –fue la primera mujer en utilizar esta prenda en los escenarios-, con una pistola al cinto y una botella de tequila en la mano –la cual tristemente se volvió una costumbre-, la llamada “Voz de México” conquistó los corazones de mediados del siglo XX, grabando su primer disco en 1961 y convirtiendo en clásicos canciones como “La Llorona”, “Somos” y “Luz de Luna”.

Entabló amistad con memorables personajes como José Alfredo Jiménez –su predilecto-, Pita Amor, Juan Rulfo, Roberto Cantoral o Agustín Lara –a quien describió como un elegante caballero, el único que la llamaba Isabel-; incluso vivió con Diego Rivera y Frida Kahlo, a quien se le ha vinculado sentimentalmente –sin que este rumor haya sido nunca reivindicado o negado por la cantante-.

Sabiéndose una persona distinta en una época plagada de convencionalismos, su afición por las copas y las damas causaron revuelo en una morbosa sociedad; asimismo, la propia Chavela con unos cuantos tequilas entre pecho y espalda realizaba algunos desfiguros, como el día en que estrelló su costoso auto Jaguar E Type contra un árbol en la carretera México-Cuernavaca.

Y así, poco a poco el alcohol la fue consumiendo, desapareciendo de los escenarios alrededor de 20 años –y dada por muerta por muchos de sus colegas-  en los cuales vivió sumida en la más terrible de las miserias, así aquella aventurera fémina que había visto su primer eclipse lunar cayendo en un paracaídas, terminó viviendo en un cuartucho en la población de Aguatepec, a una hora de la Ciudad de México, levantándose siempre al medio día y bebiendo hasta que terminaba la noche. 

Para la década de los noventas Chavela decidió que ya había caído demasiado bajo y dio la espalda a la botella de manera definitiva. De regreso a su arte, consiguió presentaciones en el restaurante de moda “El Hábito”, donde la encontró el editor español Manuel Arroyo -quien resultó invaluable en el retorno de “La Vargas” al mundo musical- quien al instante suplicó a la cantante que fuera a España para dar un concierto, el cual se llevó a cabo –con total éxito- en 1992 en el Teatro Lope de Vega (Sevilla).

El repleto recinto convenció entonces a Chavela Vargas de que había retornado a su hogar, por lo que decidió realizar una gira por la nación ibérica, de la cual recuerda con especial cariño un par de conciertos que tuvieron lugar en La Plaza del Rey en Barcelona (1993) y otro en el Olympia de París (1995).

Y así, entrando en la novena década de su vida esta notable mujer no se ha retirado, habiendo recibido una Luna al mejor espectáculo de folclor en 2006 de manos de su entrañable amigo Joaquín Sabina –y rechazado un Grammy honorífico en 2007-, Chavela Vargas sacó al mercado, en abril de 2010, un nuevo disco titulado “¡Por mi Culpa!”, en el cual grabó sus canciones preferidas en duetos con artistas como Lila Downs –a quien considera su heredera-, Eugenia León o Miguel Bosé.

Controversial, indómita y fascinante, Chavela Vargas es una figura que hoy por hoy se ha convertido en un ícono de la música mexicana, una mujer que conoció los abismos del vicio y supo levantarse para encontrar de nuevo el sentido de su vida, una dama admirada por sus amigos y querida por el público, porque siempre vivió su propio decir: “Hay que saber sentir, hay que saber luchar para ganarse el respeto de otros y respetar a esos otros”.

Para conocer a Chavela Vargas:

“Vámonos”: http://www.youtube.com/watch?v=gV-dIMe71bE

“Macorina”: http://www.youtube.com/watch?v=ycRwAFsQgWs

“Luz de Luna”: http://www.youtube.com/watch?v=duVaGM_JsME&feature=related

“Ciudades”: http://www.youtube.com/watch?v=LIsWjL3KhTk 

FUENTES:

“Biografía”. “Las Grietas de Chavela”. “La Resurrección de Chavela Vargas”.

 http://chavelavargas.org   

 “Chavela Vargas descubre sus verdades en biografía”. www.elmanana.com.mx 28 de noviembre 2009. 

“Chavela Vargas, a sus 91 años, lanza nuevo disco”. www.elmundo.es. 26 de abril 2010.

“Joaquín Sabina le entrega la Luna a Chavela Vargas”. www.informador.com.mx  Junio 2010.

“Paseo por la Vida de Chavela Vargas”. www.noticanarias.com . 6 de agosto 2010.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 204 seguidores

%d personas les gusta esto: