La música de la ciencia: De la armónica de cristal al theremin

Clara Rockmore

Clara Rockmore

Por: Patricia Díaz Terés

“La música puede dar nombre a lo innombrable y comunicar lo desconocido”.

Leonard Bernstein

Aquellos que piensan que los artistas son sujetos completamente ajenos u opuestos a la ciencia están completamente equivocados; y para ejemplo rápido y sencillo basta con saber que el gran físico Albert Einstein disfrutaba enormemente tocando el violín.

De este modo la inquietud intelectual, combinada con un genio creativo considerable y el interés por las ciencias exactas, dan como resultado nuevas formas para generar obras de arte.

Y es así, revisando la historia del arte y la ciencia, nos topamos con la figura de Lev Sergeievitch Termen –inventor y constructor del primer aparato de televisión-, un científico ruso nacido en San Petersburgo en 1896, quien comenzó a explorar la electricidad a la temprana edad de 7 años y la música a los 9; estas inclinaciones lo llevaron a estudiar en el Instituto de Ciencias Física, Tecnológicas y de Radio, obteniendo en este sitio los conocimientos necesarios para inventar un curioso instrumento conocido como theremin.

Aún cuando el nombre del artilugio puede resultarnos ajeno, su sonido lo reconoceríamos con facilidad en una película de ciencia ficción de los años cincuenta, especialmente cuando platillos voladores procedentes de Marte entraban en la escena.

El aparato generador de estos extraterrestres ruidos, está formado por una caja de madera en la cual se colocan dos varillas –una vertical y otra horizontal orientada hacia la izquierda del ejecutante- que hacen las veces de antenas, la cuales, al serles aplicada una corriente eléctrica, generan ondas electromagnéticas con frecuencia y longitud definidas. Esta configuración puede ser alterada cuando una persona acerca o aleja las manos de las varillas.

En este singular instrumento, para producir música propiamente dicha, pueden regularse el tono y volumen –con las varillas vertical y horizontal respectivamente-; sin embargo estas acciones requieren de gran precisión por parte del músico.

El theremin fue mostrado por primera vez al público en la Feria Industrial de Moscú de 1920 y se elaboraron 600 de estos artefactos por orden de Lenin. Habiendo sido nombrado por los periódicos como “Termevox” –la voz de Termen– fue presentado por su creador a través de toda Europa, para facilitar la aceptación del invento Lev cambió su nombre a León Thérémin.

Una vez realizada la promoción, Termen ganó fama y recibió visitas de personajes como Albert Einstein, el cineasta Sergei Eisenstein o el ingeniero Robert Moog, creador del primer sintetizador; mientras perfeccionaba poco a poco su creación.

Empleado desde hace varias décadas por famosos grupos como los Rolling Stones, Radiohead o Pink Floyd –en México sólo hay un thereminista profesional, de nombre Ernesto Mendoza-, el theremin requiere de gran paciencia, exactitud y paciencia por parte del intérprete, ya que éste necesita estar en perfecto equilibrio frente al aparato, al tiempo que todos sus movimientos deben ser precisos para que los sonidos puedan combinarse y formar melodías.

Y es aquí cuando surge la figura de Clara Rockmore, la primera experta en música electrónica y considerada como la mejor thereminista de todos los tiempos.

Nacida en Lituania, y habiendo mostrado una gran habilidad para ejecutar el violín y el piano desde muy joven, Clara y su familia huyeron hacia E.U. en 1921 para evitar la inestabilidad de la Unión Soviética; así en suelo americano conoció a Termen, de quien recibió –en persona- únicamente tres lecciones con el theremin; exhibiendo ella tal aptitud para la ejecución, que muy pronto descubrió un método propio que incluía la técnica conocida como “digitación aérea”, adaptada de la interpretación del violín.

De esta manera, la talentosa mujer, tras haber rechazado el amor incondicional de Termen –de quien siempre conservó la amistad decidió casarse con Robert Rockmore, un representante de artistas quien la apoyó durante toda su carrera. La tenacidad y capacidad de Clara la llevaron a tocar complicadas piezas con el theremin en su recital de debut realizado en el Town Hall de Nueva York –donde eligió compositores como Bach, Stravinsky o Rachmaninoff-, a diferencia de otros como Lucie Bigelow Rosen, Lennington Shewell o Juliet Wolfe Shaw, quienes preferían melodías sencillas, debido a las dificultades del instrumento.

Y así Clara elevó al theremin a categoría de instrumento orquestral, participando en 1937 en un concierto de la Orquesta de Filadelfia, en la cual interpretó la obra Schelomo de Ernest Blach, partitura elaborada para cello –sustituido por el theremin– y orquesta.

Pero más allá, la visión del gran director de orquesta Leopold Stokowsky lo llevó a, en 1944, solicitar al compositor y pianista Anis Fuleihan la integración de una obra para theremin, de manera que se logró un concierto completo con tres movimientos.

Posteriormente el theremin fue descubierto por Hollywood y mientras su uso común se limitaba a ruidos sencillos que aparecen en filmes como El Día que la Tierra se Detuvo (1951), otros cineastas como Alfred Hitchcock, captando el potencial del artilugio, optaron por emplear piezas completas como aquella creada por Miklós Rózsa para la película Spellbound (1945), obteniendo la partitura un Premio de la Academia.

Otro científico que incursionó en el vasto mundo musical fue Benjamin Franklin. Curioso por naturaleza y viajero por vocación, este versátil individuo descubrió en uno de sus viajes a Europa los famosos “vasos cantantes”, al escuchar una presentación de Richard Puckridge.

A su regreso a los Estados Unidos, Franklin encontró la manera de mecanizar y perfeccionar el proceso, creando la armónica de cristal que consistía en una serie de 37 copas –ordenando su tamaño de acuerdo a la melodía deseada- recortadas y montadas en un eje que podía hacerse girar gracias a una manija; de este modo, cuando el eje se encontraba rotando el músico debía acercar sus dedos –previamente empolvados con tiza- a los bordes de las copas, con lo cual se generaban sonidos –cuyo timbre podía ser alterado si se agregaba agua a los recipientes-, y con la pericia suficiente, melodías.

Estrenado en 1761 en un concierto ejecutado por Marianne Davis, acompañado por voz y flauta, tal renombre alcanzó el invento de Benjamín Franklin que genios como Mozart y Beethoven optaron por incluir este instrumento en sus obras; pero la fama poco duró, ya que con el declive del Romanticismo a finales del siglo XIX la armónica fue paulatinamente olvidada, siendo rescatada hasta 1984 por el soplador de vidrio Ferhard Finkenbeiner, quien descubrió que la calidad del sonido es más refinada si se utilizan envases cuarzo puro bordeados con oro.

Así, a lo largo de la historia grandes científicos con intereses artísticos dieron regalos invaluables a los músicos, y, tomando en cuenta lo expresado por el músico E.T.A. Hoffman sobre el hecho de que la música inicia donde termina el lenguaje, se demuestra lo establecido por  el escritor Salman Rushdie: “El lenguaje y la imaginación no pueden ser aprisionados”.

PARA VER Y ESCUCHAR:

Armónica de Cristal:

http://www.youtube.com/watch?v=_XPfoFZYso8

http://library.thinkquest.org/22254/glasshar.wav

http://library.thinkquest.org/22254/angels.wav

http://library.thinkquest.org/22254/grail.wav

Theremin:

“Habanera” por Clara Rockmore: http://www.youtube.com/watch?v=uuKBPEDU-W0

“The Legend of Zelda”: http://www.youtube.com/watch?v=nJYho56INKU

FUENTES:

“Benjamin Franklin: An Enlightened American”. Aut. Alexander Mittendorf. www.thinkquest.org. 1999

“America’s First Musical Instrument”. Aut. Jim Rada. 2008.

El Increíble Theremin” Aut. Marcelo Dos Santos. http://www.thereminworld.com

“Clara Rockmore“. Aut. Pablo Freire. www.thereminhispano.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: