Escalera al… ¿averno?: Rock and roll II

Queen

Parte II

Por: Patricia Díaz Terés

“La música es sinónimo de libertad, de tocar lo que quieras y como quieras siempre que sea bueno y tenga pasión, que la música sea el alimento del amor”.
Kurt D. Cobain

Cuando la fama y el dinero llegan cual catarata a la vida de un individuo, resulta sencillo que este en algún momento pierda de vista sus verdaderos objetivos o principios, dejándole paso libre a la soberbia y la vanidad. Cuando John Lennon aseguró en 1966 a un reportero del Evening Strand que su banda era más famosa que Jesucristo –palabras más, palabras menos-, este hombre estaba atrapado en la vorágine de la euforia sin precedentes que su cuarteto había desatado.

Tal aseveración causó en su momento la reprobación por parte de grupos cristianos, pero no pasó de ser un desliz –tal vez incluso sin mala intención-. Ahora bien, en las décadas de los 60s, 70s y 80s la música rock sufrió varias transformaciones, tanto en su estética visual como en su estructura propiamente sonora; mientras que sus protagonistas se erigían como estrafalarios o caóticos personajes cuyas vidas distaban mucho de ser en  envidiables para una persona que preciase en algo su salud.

Las drogas, el alcohol y el sexo se encontraban claramente identificados con un género musical que por sí mismo no tiene elementos malignos o nocivos; sin embargo, la interpretación de la parafernalia que rodeaba por aquellos ayeres al rock, así como muchas de sus letras -que ya no reflejaban la rebeldía de una juventud confundida, sino una clara intención de optar por oscuros y misteriosos caminos-, hicieron que ciertos sectores religiosos los condenaran de manera irreversible.

Y ciertamente no es que se les tuviese “mala fe” a estos grupos musicales, sino que sus integrantes parecían empeñarse por llevar a cabo conductas autodestructivas que eran copiadas por miles de chiquillos sin seso, quienes antes de detenerse a pensar en las diferencias entre la vida de sus ídolos y la propia, llegaban prontamente a la conclusión de que los comportamientos de quienes dominaban los escenarios internacionales era digna de emularse.

Con respecto a las drogas, estas fueron las culpables de extinguir la luz de estrellas tan extraordinarias como Janis Joplin o Jimmy Hendrix en 1970, hecho que dejó un hueco en el corazón de sus miles de seguidores; tan lamentable pérdida vino a ser empeorada por la separación del Cuarteto de Liverpool al año siguiente y la muerte de otra leyenda, Jim Morrison del grupo The Doors.

Tales agujeros en el género no podían pasar inadvertidos, de manera que por alguna razón –probablemente para captar la atención de una generación que se enfrentaba a una paranoica Guerra Fría- los grupos musicales se volcaron hacia el lado obscuro, dedicando sus producciones –o parte de ellas- al Maligno, causando el terror de los padres y la censura absoluta por parte de cristianos y católicos. Sin embargo, habíanse realizado ya ciertos acercamientos a infernales tópicos en la década de los 60s, como por ejemplo el álbum Their Satanic Majesties Request (1967) de The Rolling Stones. Más aún, Mick Jagger, su vocalista y Keith Richards, su guitarrista, fueron calificados como Lucifer y su ayudante Belcebú por algunos de sus fanáticos más acérrimos.

Otro grupo que entró con singular alegría a esta tenebrosa corriente fue Black Sabbath, quienes llegaron a dedicar una canción a Aleister Crowley, un conocido ocultista fundador –líder o integrante- de ciertas agrupaciones de siniestro carácter. También otros grupos menos obvios como Led Zeppelin fueron acusados de tener sus devaneos con estos asuntos con éxitos como Stairway to Heaven, la cual presuntamente tiene un mensaje satánico cuando se reproduce al revés.

Entre los mitos y las verdades podemos mencionar una gran cantidad de canciones de diversos grupos, pero no es aquí la intención, de manera que únicamente nos enfocaremos a aquellos que optaron abiertamente por hacer demoniacas o monstruosas alusiones para satisfacer a sus seguidores. En este caso encontramos a AC/DC con sus piezas Highway to Hell o Hell ain’t a bad place to be, y en cuyos conciertos su guitarrista Angus Young gustaba de aparecer portando cuernos y rabo de diablo.

Por su parte el grupo Iron Maiden en su disco Number of the Beast tuvo a bien incluir algunos textos de la Biblia Satánica; mientras que la banda Venom declaraba su admiración por el averno con discos como In League With Satan, Welcome to Hell o Black Metal. Tampoco podemos dejar de lado al estrambótico Alice Cooper, también ubicado como “la bruja del rock”, ya que elaboró terroríficos escenarios para sus conciertos en los cuales se mostraba como una bruja o bien como un cadáver errante –cabe destacar que su gusto por el rock, desde que era muy joven, se había mezclado con su fascinación por las películas de horror-.

No obstante, dejando de lado los lazos demoniacos, la calidad musical de los grupos no desmerecía –aunque esto por supuesto está sujeto a la opinión de quien escucha- en absoluto, como es el caso de KISS –cuyo presunto significado es Kids In Satanic Service– que en su nombre quisieron evocar al beso de amor o de muerte y cuyos maquillajes estaban más relacionados con la ciencia ficción y el humor negro que con el diablo; pero cuya música tenía un “corazón palpitante”.

También en los setentas cuatro jóvenes británicos: Freddie Mercury, Brian May, Roger Taylor y John Deacon se unieron para dar lugar a una de las bandas de rock más famosas de la historia, Queen, cuyas propuestas musicales incluían complejos arreglos musicales y acercamientos a la ópera.

De este modo, después de que todos los rockeros y músicos de folk optaron por el empleo de la guitarra eléctrica, el género comenzó a diversificarse de tal manera que dio lugar a una gran cantidad de ritmos que eran una mezcla de varios estilos como fue el caso del rock psicodélico de Frank Zappa o Pink Floyd; o el soul rock de Jethro Tull. Los músicos de entonces querían experimentar y crear, dando rienda suelta a sus extraordinarias habilidades en grupos como King Crimson, Genesis o Yes.

El punk rock por su parte optó por el camino underground, proponiendo grupos como Sex Pistols un estilo diferente, aunque terrorífico para oídos menos expertos; mientras retomaban ese aire de rebeldía de los años 50s y lo mezclaban con una pizca de anarquismo y una ración de política.

Así fue en los 80s cuando los géneros surgieron cual margaritas en primavera, originándose el new wave, el post punk, el techno, el dark, el rap, el break dance o el dark metal; a la vez que grupos que mezclaban los ritmos de antaño con los nuevos como The Police –que empleaban el jazz y el reggae- dominaban la escena para 1985.

Y así a finales de dicha década, surgió U2 la banda irlandesa que hasta el día de hoy puede reconocerse por la calidad de su música y sus letras, realizando espectáculos asombrosos –como 360º Tour-, habiendo sido acompañada –en el aspecto temporal- en su largo camino por otros renombrados grupos como Gun’s and Roses, Nirvana, Radiohead o Blur.

Muchos grupos han quedado sin mencionar, no por su poca calidad, sino por falta de espacio, pero lo que sí puede decirse es que el rock ha sido uno de los géneros más prolíficos en cuanto a bandas y propuestas musicales, de modo que aun cuando hoy en día no puede determinarse a ciencia cierta la diferencia entre sus distintas ramificaciones y cuando el pop parece haber tomado por asalto los escenarios de concierto y todas las estaciones radiofónicas, no son pocos los seguidores de aquellas bandas que antaño hicieron historia tanto por las caóticas existencias de sus protagonistas como por su amor por esa arte a la que no le importa ser ejecutada por Chopin o por Kurt Cobain, siempre y cuando sea tratada con pasión y respeto.

Para conocer:

“Satisfaction” The Rolling Stones: http://www.youtube.com/watch?v=znNM-uG9VQI&feature=fvst

“Paranoid” Black Sabbath: http://www.youtube.com/watch?v=_aIhh9nFYv4

“Stairway to Heaven” Led Zeppelin: http://www.youtube.com/watch?v=dmKeIlJq4gM&ob=av3n

“Highway to Hell” AC/DC: http://www.youtube.com/watch?v=1VRO2TJwkVM

“Hallowed by Thy Name” Iron Maiden: http://www.youtube.com/watch?v=7vP2hFFV57E

“Welcome to my Nightmare” Alice Cooper: http://www.youtube.com/watch?v=71hVIGjvuVY&feature=related

“I Was Made for Loving You” KISS: http://www.youtube.com/watch?v=kNGNLo8K6Fk&feature=fvsr

“Every Breath You Take” The Police: http://www.youtube.com/watch?v=OMOGaugKpzs

“Bohemian Rhapsody” Queen: http://www.youtube.com/watch?v=irp8CNj9qBI

“Smells Like Teen Spirit” Nirvana: http://www.youtube.com/watch?v=hTWKbfoikeg

FUENTES:

“Kiss, el sonido que desnudó al rock and roll”. Aut. Salomón Risk Fontes. Periódico El Día. México, 10 de octubre 1982.

“La herencia Beatle en la banda de la década: Rapsodia Bohemia, el núcleo musical de Queen”. Aut. Salomón Risk Fontes. Periódico El Día. México, 31 de octubre 1982.

“Alice Cooper: terror y rock en Dada”. Periódico El Día. México, 17 de marzo 1984.

 “Historia del Rock and Roll”. Aut. Carlos Vega López. Junio, 2004. Univision.com

“Breve historia del rock satánico”. Aut. José Miguel Jiménez y Pedro M. Martínez. www.margencero.com

“History of Rock Music”. www.scaruffi.com

Anuncios

2 Responses to Escalera al… ¿averno?: Rock and roll II

  1. Buen artículo Patricia, al fin y al cabo lo único importante es disfrutar de la música y de lo que nos hace sentir.

    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: