Un artista vapuleado por la desgracia: Rembrandt

Rembrandt. Autorretrato con gorra y dos cadenas (1642-1643)

Por: Patricia Díaz Terés

“Cuando muere alguien que nos sueña, se muere una parte de nosotros”.

Miguel de Unamuno

Ciertos artistas han tenido la gran fortuna –aunque la mayoría, post mortem- de representar en sí mismos alguna de las etapas –aunque en este sentido siempre existirán opiniones diversas-, movimientos o épocas del arte; de este modo, podemos mencionar a ciertos genios que han sido admirados por su magnífico talento como Miguel Ángel Buonarroti y Leonardo Da Vinci en el Renacimiento o Pablo Picasso en el cubismo, mientras para el Barroco puede ubicarse a nuestro protagonista: Rembrandt.

Rembrandt Harmenszoon van Rijn nació en la población holandesa de Leiden el 15 de julio de 1606. Existiendo al mismo tiempo las versiones que colocan a su familia en un estatus privilegiado o modesto, lo cierto es que su padre era un molinero quien se preocupó en gran medida por la educación de su vástago, enviándolo así a la Escuela Latina para que realizara sus estudios básicos, inscribiéndolo posteriormente en la universidad de su ciudad natal, cuando el chico cumplió los 14 años.

Ya desde esta juvenil edad, Rembrandt tuvo claro que su destino no eran los estudios puramente teóricos, por lo que abandonó el recinto académico para probar suerte en lo que realmente le interesaba: el arte, iniciándose con un artista de nombre Jacob van Swanenburgh, con quien permaneció tres años.

Para 1624 decidió cambiar de tutor y de ubicación geográfica, trasladándose a Amsterdam, donde ingresó en el taller de Pieter Lastman, quien había ganado cierta fama por sus pinturas históricas, y que le enseñó los pormenores de las técnicas empleadas por grandes artistas como Michelangelo Merisi da Caravaggio y Adam Elsheimer. Al año siguiente regresó a su lugar de origen para abrir un taller con Jan Lievens, logrando ya destacadas obras como La lapidación de san Esteban (1625).

Un par de años después, contando tan solo con veintidós primaveras, el joven decidió tomar discípulos, siendo el primero de ellos Gerrit Dou –posterior creador de obras como El charlatán (1652)-. Continuando tanto con el aprendizaje como con la enseñanza, en 1630 sufrió la primera de sus desgracias al morir su padre, hecho que por otra parte le permitió deslindarse de Leiden para trasladarse definitivamente a Amsterdam.

En esta ciudad conoció a Hendrick van Uylemburgh, un comerciante de arte que a su vez tenía una hermosa sobrina –algunas fuentes la ubican como su prima- llamada Saskia van Uylemburgh; disfrutando de una temporada de bonanza, Rembrandt pintaba por entonces gran cantidad de retratos que constituían las delicias de aristócratas, burgueses y otros personajes destacados, elaborando obras como el Retrato de Johannes Wtenbogaert (1633); aunque no dejaba de lado otros temas como los religiosos –bíblicos- o los mitológicos tal como aparece en Cristo en la tormenta en el lago de Galilea (1633), Jeremías lamentando la destrucción de Jerusalén (1630) o El rapto de Europa (1632). Asimismo, de esta misma etapa surgió el famoso cuadro La lección de anatomía del doctor Tulp (1632), la cual ha sido alabada por los galenos, ya que muestra –de acuerdo con algunos de ellos- con razonable precisión –además de la maestría del pintor- la actividad de los médicos en el siglo XVII.

Poco tiempo tardó el pintor holandés en darse cuenta de que estaba enamorado de Saskia –a quien podemos observar en un retrato que elaboró de ella en 1635, y en otras varias piezas en las que ella sirvió como modelo-, por lo que contrajeron matrimonio en 1634, mismo que resultó muy benéfico para la carrera del esposo, ya que su dama era una mujer adinerada lo cual les permitió trasladarse a una hermosa casa en donde la pareja decidió instalar algunos estudios y una bella galería en donde Rembrandt podía exponer su colección de arte que incluía pinturas del Renacimiento italiano y flamenco, así como piezas de arte oriental además de algunas armas y armaduras.

Periodo prolífico para el artista, de este momento datan cuadros como El sacrificio de Isaac (1635), El banquete nupcial de Sansón (1638) o Sansón cegado por los filisteos (1636). Pero la fortuna pareció dar la vuelta en la dirección opuesta cuando en 1642 falleció Saskia –a la edad de treinta años- algunos meses después de haber nacido su cuarto hijo, Titus –el único que vivió de los cuatro que tuvo la pareja-.

Este hecho abatió a Rembrandt, quien sin embargo no abandonó nunca sus pinceles, volcándose en la creación de obras, mientras procuraba que su hijo tuviese una mujer que lo cuidase, a la cual encontró en la problemática persona de Geertje Dircx –también encontrada como Geertje Dircks-, a quien se le ha asociado románticamente, particularmente después de que al parecer la fémina tuvo a bien denunciar a su patrón por haber incumplido una supuesta promesa de matrimonio.

Para 1654 el talentoso creador tuvo que ver cómo su vida material se derrumbaba, ya que a pesar de que obtenía buenas ganancias por la venta de sus cuadros –que para entonces eran ya muy apreciados-, se dice que el hombre llevaba una vida ostentosa que lo llevó a la quiebra, debiendo subastarse todos sus bienes para pagar a sus acreedores.

Sin embargo, tras el conflicto con Geertje y la dolorosa pérdida de su colección de arte, una brisa renovadora pegó en el rostro de nuestro desafortunado pintor cuando conoció a Hendrickje Stoffels, quien se instituyó como niñera de Titus y ama de llaves. La convivencia diaria hizo que Rembrandt se enamorara perdidamente de ella, con lo que inició una relación sentimental, la cual no pudo ser bendecida con santa unión a causa de que antes de morir, Saskia había determinado que se despojara a su marido de la herencia si este decidía volver a casarse, lo cual hubiese significado quedarse sin alojamiento.

En medio del escándalo público y el rechazo hacia la joven por parte de su iglesia –debido a que se le consideraba una adúltera-, la pareja siguió unida, apoyando la chica a su amado en sus empresas artísticas. Con el paso del tiempo, cuando Titus creció, él y su “madrastra” abrieron una pequeña tienda en la que vendían las obras de Rembrandt, a quien le era ya reconocida su maravillosa visión para las composiciones, su calidad técnica y los detalles de sus retratos –entre otros muchos atributos-.

No obstante, la vida no había acabado aún de golpear al genio, ya que Hendrickje murió víctima de la peste en 1660, siguiéndole Titus tan solo ocho años después (1668), dejando al gran artista solo con sus recuerdos y su arte. Poco tiempo resistió nuestro ilustre artífice su infortunio, ya que abandonó este mundo el 4 de octubre de 1669 a los 63 años, dejando tras de sí una colección de obras que presentan desde el estilo puramente barroco hasta otras obras en las que el colorido es el principal elemento.

Cautivando la atribulada existencia del pintor barroco a muchos artistas –de toda índole- en los siglos subsiguientes a su muerte, han llegado incluso a realizarse películas como la que Alexander Korda filmó en 1636 titulada “Rembrandt” –protagonizada por Charles Laughton-, en donde además de retratar sus peripecias pictóricas, también muestra la relación del caballero con sus damas.

Celebrado hasta nuestros días, Rembrandt Harmenszoon van Rijn bien puede ser ejemplo de lo que expresó Don Miguel de Cervantes Saavedra: “Esta que llaman por ahí Fortuna es una mujer borracha y antojadiza, y sobre todo, ciega, y así no ve lo que hace, ni sabe a quién derriba”.

 

FUENTES:

“Pintura y escultura en el cine”. Aut. Enrique Martínez-Salanova Sánchez. www.uhu.es  

“Rembrandt: Lección de anatomía y de vida”. Aut. Hernando Guzmán Paniagua. www.periodicoelpulso.com

www.biografiasyvidas.com

www.artehistoria.jcyl.es

www.museothyssen.org

www.wga.hu

Anuncios

2 Responses to Un artista vapuleado por la desgracia: Rembrandt

  1. My Homepage dice:

    … [Trackback]…

    […] Read More here: paty3008.wordpress.com/2012/04/30/rembrandt/ […]…

  2. here dice:

    … [Trackback]…

    […] Informations on that Topic: paty3008.wordpress.com/2012/04/30/rembrandt/ […]…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: